viernes, 28 de junio de 2013

La Pila del Proyecto Celsius232


Dentro de un mes casi justo, subiré a un tren rumbo a Avilés. Me espera un periplo de 10h de tren (quizá algo más) por lo que me lo voy a tomar con paciencia absoluta. Como muchos sabéis, a este evento acuden muchos escritores nacionales y otros tantos internacionales. Muchos lectores hemos estado hablando del “Proyecto Celsius232” y de cómo este afecta a nuestras respectivas “pilas” de lectura pendiente.

Hoy vengo a mostraros mi Proyecto Celsius232 y su precario avance a un mes del evento. Enumeraré los autores y las obras que he leído y las que quiero leer dentro del proyecto (que como fecha límite tiene el 30 de Julio, incluyendo el mismo, que en 10 horas de viaje me da tiempo a cepillarme una novela entera).

Abercrombie, Joe
Trilogía de la primera ley:
La voz de las espadas  LEÍDO  Reseña
Antes de que los cuelguen  LEÍDO Reseña
El último argumento de los reyes LEÍDO
Los héroes PILA

Beukes, Lauren
Shining Girls (Las Luminosas) LEÍDO Reseña

Bueso, Emilio
Cenital LEÍDO Reseña

Courtenay Grimwood, Jon
Saga de los Assassini:
            La espada maldita LEÍDO Reseña

Erikson, Steven
Saga de Malaz:
Los Jardines de la luna LEÍDO  Reseña
Las puertas de la casa de la muerte LEÍDO Reseña
Memorias del hielo PILA

Garduño, Juan de Dios
El camino de baldosas amarillas LEÍDO Reseña

Negrete, Javier
Saga de Tramórea
            La espada de fuego LEÍDA
            El espíritu del mago PILA

Morán Roa, Alberto
El Rey Trasgo LEÍDA Reseña  
(Este autor no va invitado a Celsius como tal, si no que estará en la caseta de Bosque Mitago)

Pastor, Marc
Bioko PILA

Perea, Concepción
La Corte de los Espejos LEÍDA Reseña

Pérez de la Puente, Virginia
El Sueño de los Muertos LEÍDA Reseña
La elegida de la muerte PILA

Priest, Christopher
La afirmación LEÍDA
El prestigio LEÍDA
La máquina espacial PILA





Como podéis ver, son nada más y nada menos que ocho novelas para leerme en un mes. Dudo mucho que lo logre, porque como soy así, me entretengo con otras novelas entre medio (estoy ahora con un par que no son del proyecto Celsius) por lo que voy a empezar a ser selectivo, hay algunas que de hecho, me asustan, como por ejemplo Memorias de Hielo de Erikson, ya que son difíciles y largas.



Sé que no hago justicia a la cantidad de escritores patrios que acuden y a los que a la mitad no conozco (todavía) pero espero conocerlos en el evento, como por ejemplo Monteagudo o Sofía Rhei



¿Y vuestra Pila del proyecto Celsius232 cómo avanza? ¿Conseguirás tu propósito? ¿Qué libros te has propuesto leer?


ACTUALIZACIÓN:
Koreander ha publicado en su blog noticias sobre el Celsius232, nuevos autores se unen a la lista y mi pila Celsius aumenta. Por suerte a Concha Perea la leí hace poco de hecho tenéis reseña aquí, a Lauren Beukes la estoy leyendo en inglés por lo que el que me preocupa es Paul McAuley, del que no conozco nada. ¿Alguna recomendación?

jueves, 27 de junio de 2013

Historias del dragón - Antologia [Reseña]


La antología de microrrelatos Historias del Dragón me ha sorprendido gratamente. Creada para un fin benéfico, sufragar los gastos del #FFF (Festival Fantástico de Fuenlabrada) gracias a la Federación Española de Fantasía Épica y a Lupus in Fabula y editado por Kelonia Editorial (una editorial joven que apuesta por arriesgados y prometedores proyectos como este), encontramos nombres de escritores nacionales de sobra conocidos como: Víctor Conde, Antonio Martín Morales, Javier Pellicer, Juan de Dios Garduño, Juan Miguel Aguilera, J.J. Castillo, Joe Álamo, Anabel Botella, Daniel Expósito, David Mateo, Leticia Morgado, (además del prologuista, Carlos Sisí. Pero lo que más me ha llamado la atención ha sido que entre estos grandes nombres de gente como yo y como tú, bloggers, o gente que sin más ha querido contar una historia y esta ha sido la oportunidad. Yo mismo estuve a una semana del plazo de enviar un micro.

La antología se compone de 109 cuentos y 13 ilustraciones de ciencia ficción, fantasía y terror. Como es de suponer, no todos me han gustado y la calidad narrativa varía mucho de un micro a otro. Es prácticamente imposible juzgar precisamente esto, la calidad, a partir de relatos tan breves, por lo que me pararé a comentar los que más me han gustado, además del amplio abanico de historias que hay, que tratan los temas más diversos.

Mi ejemplar de la antología junto al punto de libro.
Realidad Aumentada de Ray Adam, para mí el mejor micro de Cifi de la antología, donde nos muestra retales de una distopía. Inocencia de Joe Álamo, donde nos habla de los Reyes Magos de una forma tenebrosa. La niña perdida de Francisco García nos cuenta una historia de terror al estilo de la típica leyenda urbana. Contigo y los otros de Diego Arandojo me recordó a Lovecraft y sus extraños seres que observan des del umbral. La caricia del gato negro de Andoni Abenójar en cambio hace su homenaje a Edgar Allan Poe. Otras no tan fantásticas como Reloj, tiempo y olvido de Valjean, donde se habla del Alzheimer. El esquirol apocalíptico de Blanca Herrero España con un toque de humor fatídico. Sentenciadas de Marta Hidalgo Pérez con más de ese humor, donde unas magdalenas van a morir. El ciclo de la rueda de J. A. Oliva, donde los robots crían humanos, y no al revés. En definitiva, una antología con una variedad de cuentos abrumadora. Tuve que releerla tres veces para poder decidir que micros nombraba en la reseña ya que hay muchos más que me gustaron y se han quedado por descubrir.

Respecto a las ilustraciones me han gustado mucho casi todas, pero creo que aquí hay dos fallos, muchas de esas ilustraciones seguro que eran a color, pero al ser una edición benéfica es algo que no hay que tener mucho en cuenta, en cambio, hay ilustraciones que no entiendo cómo se han añadido ya que están pixeladas, con una calidad un poco mala. Entiendo la ilusión y el esfuerzo del proyecto, en el que participé sin dudar, pero creo que quizá pedir de nuevo la ilustración con mejor calidad, aunque esto suele ser culpa del que aporta el dibujo, que puede desaparecer (no sería la primera vez que lo veo). Eso sin contar que los nombres de los autores y el título de la ilustración se comen medio dibujo. Este es el único fallo que le he encontrado a esta especial y bonita antología que transpira ilusión y ganas de tirar esto adelante.

Podéis adquirir la antología aquí. Además os dejo un PDF con el índice de la antología que podéis curiosear haciendo click aquí. 


Una de las ilustraciones que más me han gustado de la antología junto a uno de los micros que más me cautivaron.

martes, 25 de junio de 2013

José Antonio Cotrina – La Canción Secreta del Mundo [Reseña]


Pocas veces cierro un libro con una sensación tan abrumadora en el estómago, y no porque tenga sentimientos encontrados, al contrario, es esa sensación que te dejan las novelas que sabes que van a formar parte de tu vida y de tu recuerdo durante mucho tiempo. ¿Sabéis aquello que se dice de “mi novela preferida”? Pues creo que esta es una de esas novelas. ¿Sabéis aquello de “me llevaría este libro a una isla desierta”? Pues yo no me llevaría a La Canción Secreta, y no porque no me guste, es que pesa un poco… No, fuera bromas, no me llevaría a la novela, porque no tendría suficiente y mi ansia y agonía serían eternas. Me llevaría a Cotrina entero, porque su habilidad para contar cuentos es genial. Seré sincero, solo he leído el relato de “Lilith, el juicio de la Gorgona y la sonrisa de Salgari” y esta novela, y tengo que decir que José Antonio Cotrina no tiene nada que envidiar a cuentacuentos tan famosos del panorama actual como Abercrombie, Sanderson, Gaiman o Barker.

La novela está situada dentro del cosmos creado por el autor, donde se ambientan la mayoría de sus novelas, como nos cuenta en esta entrevista realizada en el Rincón de Koreander. Por esta razón me llevaría al autor o a todas sus historias a la isla secreta y no a su novela. Me ha resultado muy curioso esta declaración del autor, pues considero que es una tarea difícil, ardua y de un trabajo impresionante crear todo un mundo y llenarlo de tal manera que novela tras novela descubramos nuevos lugares, y mágicas situaciones que no hubiéramos podido imaginar antes. Creo que es un acierto, aunque arriesgado y complicado.

El mundo humano, donde transcurre la primera parte de la novela, es llamado El Mundo Pálido. El mundo de fantasía tiene diferentes lugares, tenemos la Umbría, hogar de las sombras, la casa sin ventanas, Iskaria (gran lugar con el que soñaremos, estoy seguro), la luna Lilith, los Lugares de Paso… etc. No sigo pues es una grata experiencia conocerlos por mano de los personajes.

“ Igual que se lo que llevas al hombro, Legión — añadió la voz de madera—. Un saco de niños muertos.”
Si el prólogo no te engancha   (Algo que considero difícil) lo harán los personajes y la cantidad de secretos que pueblan las páginas de la novela. Mención especial se merece la Carroña, seres altamente carismáticos y cada uno con un pasado elaborado que solo se nos deja ver entre pequeñas rendijas. Gólgota, Etolia (personaje del que me he quedado con ganas de saber algo más), el conde Sagrada (bestial personaje)… Al final acabas encariñado con estos asesinos despiadados. Cotrina dosifica la información durante las 670 páginas que dura la novela y nos da la dosis concentrada justa para que continuemos leyendo sin poder parar un momento. El ritmo, por lo tanto, no disminuye en ningún momento, al contrario, es una montaña rusa que finaliza en el punto más álgido y en el que, al cerrar la última página del libro, nos deja caer en picado en una espiral de emociones. Además, la tremenda portada de Alejandro Colucci nos hace irresistible abrir las páginas del libro.

 En la novela vemos guiños a muchas novelas y obras como a Harry Potter en la página 104: “Si tus tios te obligaran a vivir en un cuartucho bajo las escaleras…”  A Dante con: Abandonad toda esperanza” Entre otros que prefiero dejar a vuestra curiosidad descubrir.  Esto la hace doblemente interesante por lo que estoy planeando ya, mi relectura de la novela (aunque ahora toca Las Fuentes Perdidas).

Vayamos al plato fuerte de la reseña y lo que a la mayoría de lectores adultos que conozco hace que no se fijen de esta obra de arte. El termino Young adult que se ha puesto tan de moda. Cotrina como dice en la entrevista con Koreander, se define como un escritor para jóvenes, sí, es cierto pero yo no lo definiría así. Es probable que la historia tenga enfoques claros a captar este tipo de público como vemos en el triángulo amoroso qué destacaría como único punto negativo de la novela, pero que se supera sin problemas y no se hace para nada pesado. Hay lugares y descripciones que hubiera deseado que duraran más, por lo que espero otra novela ambientada en este mundo. Cotrina hace tal despliegue de imaginación que es difícil pararse con algo durante mucho tiempo, como una madre que estira a su hijo por una enorme tienda de juguetes, el autor nos pasea por su mundo en una mirada superficial de la que solo nos contará unos cuantos secretos.



Podríamos definir la novela en colores, empieza en un blanco limpio e inocente, para terminar en un negro oscuro pasando por matices de grises teñidos del rojo más intenso. Creo que esta novela está pensada con gran inteligencia, capta a un público joven que va a crecer y se va a llevar las maravillas que cuenta consigo durante su vida, como me pasa a mí y a muchos con Harry Potter. Una novela oscura, dura y con momentos que vamos a llevar tatuados en el corazón a lo largo de la lectura y de nuestra vida.



miércoles, 19 de junio de 2013

Show me your boo..ks meme

Siguiendo el meme que han estado haciendo algunos blogs, iniciativa de Fantástica Ficción y popularizada por las chicas y chicos del Fantascopio, me animo a enseñar mis pechos, ah… que va sobre libros… ahora entiendo lo de books… creía… ok, perdón. Pues nada, no será tan divertido, pero os traigo unas fotos de mis libros en su postura más atractiva y sensual.

Como todavía soy joven y vivo en casa de mis padres, aviso de que estas estanterías son temporales y es probable que en un futuro muchos de los libros que veo por aquí se queden atrás, sensación que temo y seguro que más de uno conoce. Digo aviso, pero qué más da que lo avise, menuda tontería. La cuestión es que tengo dos lugares clave para almacenar, colocar y admirar libros: una estantería bastante alta, y otra modular más típica.

En la grande vemos en la parte superior, libros de narrativa en su mayor parte, tapa dura o gran formato. A la izquierda de los libros está una parte de mi colección de botellas de cerveza. Un piso por debajo se pone interesante. De izquierda a derecha, cómics (La espada del inmortal y Berserk, dos grandes historias y muy buen dibujo) y Cifi y fantasía por orden alfabético y de pequeño y mediano formato.

Una de las cosas que más me gustan de mi estantería, es que no solo puedes viajar a otros mundos con las historias, sino que cada objeto que hay ahí proviene de un lugar distinto. Algunos son regalos plagados de anécdotas, el resto son tesoros recogidos en los lugares que he visitado. Solo con verlos o tocarlos puedo transportarme a esos lugares: Escocia (Loch Ness, Old Man of Storr), Argentina, La Vall de Boí i Taüll, Chicago, Huesca, Sahara y Marrakesh. Hay un par que son trampa, pues los compré en el British Museum de Londres, que son unos instrumentos tribales africanos.

En la siguiente balda tenemos Fantasía y Cifi de gran formato con sus tapas duras bonitas. Están ordenados alfabéticamente por autores, y hay mezclados tanto autores patrios como internacionales.  Aquí vemos más tesoros de otros lugares que he mencionado antes.
En la siguiente balda tenemos literatura de Fantasía y Cifi en inglés. Aquí está probablemente los libros que más me gustan en inglés. Además, casi todos los he traído de librerías de segunda mano de mis viajes a Escocia, por lo que no hay ninguno de todos esos que me haya costado más de 3 libras. Menos los de Sanderson, los The Lord of the Rings el de Pratchett y Baxter, y la antología Edge of Infinity, el resto bascula entre 0,5 a 3 libras por libro, y como podéis ver, están prácticamente nuevos. Es una colección de la que estoy orgulloso de mostrar.

Podéis apreciar la paz y tranquilidad con la que elaboro esta entrada con el incienso quemándose y el móvil que se ve detrás meciéndose con el viento mientras tintinean sus tubos y crean una melodía.

En la última balda tengo un poco de todo. Libros de ilustración, uno gordote de mitología, literatura clásica, Murakami y Harry Potter. Encima hay narrativa en catalán entre otros.



En la estantería modular que tengo detrás del ordenador tengo solo Fantasía y Cifi, Abercrombie, Erikson, George R.R. Martin y la colección que me estoy intentando hacer de RBA de literatura fantástica. Una uaua colombiana os saluda desde el lomo de El camino de los reyes de Sanderson. En la parte inferior izquierda podéis ver libros de interés, como mitología y cultura japonesa, antropología, arte, filosofía y algún libro de cuentos.


Y luego los libros que me estoy leyendo o de lectura pronta, en el cabezal de mi cama/mesita-rara-de-noche. Cotrina, Concha Perea, Bueso, Miéville. Con ellos sueño estos días, ya que viven a pocos centímetros de mi cabeza cuando duermo. Seguro que me acechan.


 Hay más libros que tengo guardados en cajas o armarios, como todos tendréis, os pongo una pequeña foto que da un poquito de pena. Unos libros os saludan desde su escondite, atrapados y esperando a que construya alguna estantería más.




Antes de acabar, reconoceré que he hecho trampas pues llevo un par de días arreglando y reorganizando libros para hacer el meme, ya que tengo vacaciones. Este era el aspecto hace una semana del cabezal de mi cama…


Otros blogs que han participado en el meme:  










domingo, 16 de junio de 2013

Neal Stephenson, VV.AA. - Mongoliad [Primer libro] [Reseña]


Si en la reseña anterior con la reseña de Entre Extraños, preguntaba cuánto de un autor hay en su obra, en esta va a ser un poco difícil, siete autores han participado para escribir esta novela, pero hablar de esta obra como “una” “novela” es quedarse corto. Como comenta Koreander en su reseña (una muy buena reseña), Mongoliad es un proyecto multidisciplinario y multiplataforma que surgió en 2010. Mongoliad se compone de tres libros que suman la trama principal, además de relatos largos o novelas cortas (las cuales están gratuitas en amazon, por lo menos yo las conseguí así la mayoría) que expanden la historia, algunos personajes, situaciones o lugares.

Mongoliad está escrita por Neal Stephenson, por Greg Bear, Mark Teppo, Cooper Moo, Ed DeBirmingham, Erik Bear y Joseph Brassey, los cuales tejen un interesante experimento. Mientras investigaba sobre la novela, antes de leerla, creía que lo que iba a leer era una antología de relatos extensos sobre el mundo creado por los autores. La verdad es que la novela apenas parece cambiar de estilo o de manos, y su prosa y ritmo están sumamente cuidados. Hay que tener en cuenta que esta primera entrega no tiene final, de hecho termina abruptamente dejándote en medio de la acción y sin ninguna respuesta, pero como yo estoy acostumbrado a los palos no me importó mucho el final, pues el viaje, reconozco, es apasionante.

Un detalle importante es que en ningún lugar dice que autor ha escrito que parte, la simbiosis por lo tanto, es total e indivisible. Podemos intentar averiguar que granito de arena ha puesto cada uno, pero es una tarea fútil, pues el disfrute de la novela es mayor cuando pensamos en siete cerebros trabajando a la par.

Eleazar (mikgrell.com)
Personalmente no he leído anteriormente nada más de Neal Stephenson, cuyo nombre firma principalmente la novela ya que el proyecto surgió de él, su trayectoria se define por la ciencia ficción y me sorprendió el cambio con esta novela, por lo visto le apasiona la esgrima y decidió montar el proyecto de Mongoliad en el que iban a crear videojuegos, juegos de cartas, de mesa… (www.mongoliad.com).

¿Qué puede interesar a un lector de esta novela? O mejor dicho ¿Qué puede encontrar un lector de especial y engancharse en esta novela? No hace falta darle muchas vueltas al asunto, solo la curiosidad por ver como este proyecto se ha formado y su resolución, es motivo de sobra, pero la trama y el argumento son realmente atractivos. Nos situamos en una Europa medieval, en el año 1241, donde las hordas mongolas están arrasando el este de Europa. ¿Y dónde está la fantasía? La verdad es que “magia” hay poca, pero la historia es completamente inventada, mientras que los Mongoles se retiraron parcialmente a la muerte de Genghis Khan, en la novela sus hijos continúan su expansión, por lo que aquí empieza la ficción. Tenemos dos focos de atención principales: en uno vemos a un grupo de caballeros y guerreros de lo más dispares, provenientes de diferentes puntos de Europa, que se agrupan bajo un estandarte llamado el Ordo Militum Vindicis Intactae  o Hermandad del Escudo, con bases filosóficas en el cristianismo. Tenemos también el foco de atención en Karakórum, ciudad donde vive uno de los hijos de Genghis Khan: Ogodei, al cual iremos visitando en diferentes capítulos alternados con un guerrero mongol llamado Gansuj que vive allí, como emisario de un hermano de Ogodei. Más tarde hay una tercera historia que se divide de la primera, pues un reducido grupo de caballeros va a visitar al hermano de Ogodei, un khan bastante belicoso, para intentar detener su avance retándose en duelos en un coliseo improvisado donde tendrán lugar combates singulares entre mongoles y europeos.

A grandes trazos esta es la trama preparada para el lector, pero hay muchas más cosas que podemos desvelar sin reventar la trama. He de decir que no es nada complicado seguir la trama, es de lectura fácil y se sigue perfectamente pese a los saltos de escena, quizá encontraréis difícil pronunciar algún nombre polaco, por el resto todo es un viaje deslizante que os enganchará.

Gansju (mikgrell.com)
Si en algo destaca esta novela es en los combates. Si disfrutas de la acción, esta novela la contiene en grandes dosis, bien espaciadas, pero espectacularmente bien detalladas. Son combates en que se nos describe todos los detalles con una minuciosidad pasmosa. Pasamos de estar en una llanura, a empezar a focalizar en el combate, hasta que nuestro campo de visión capta en primer plano el combate que está sucediendo, los gruñidos de los combatientes, incluso puedes sentir el olor del sudor, del acero y de la tierra y el polvo. Los combates son realistas, muy documentados y entrenados, cada personaje tiene un estilo de lucha que proviene de su tierra, de hecho veremos a un japonés luchar con una naginata contra un caballero europeo y su mandoble (combate que dura dos capítulos y medio y es interesantísimo).



Otro detalle importante que puede captar lectores ajenos a la fantasía, es como ya hemos comentado, la brutal escenificación, pocas veces en una novela me he tenido que esforzar tan poco para imaginarme un lugar. Estepas, bosques europeos, llanuras, ríos, nieve… todo contextualizado con una naturalidad impresionante, de hecho en alguna escena llegué a sentir calor (o frío).

Un punto flojo quizá son los personajes, solo los protagonistas gozan de esa profundidad que hace a un personaje tan carismático, algunos simplemente tienen pequeñas anécdotas y otros apenas dicen un par de frases, cuando viajamos con ellos durante muchas páginas. Aun así debo comentar un detalle muy importante en el que me he fijado. Como curioso de las culturas asiáticas y de sus religiones, me he dado cuenta de la diferencia de narrar entre los capítulos de personajes europeos y los mongoles. En los europeos se ve una mentalidad cristiana, religiosa y devocional, a la que estamos acostumbrados, en los capítulos mongoles, cuando Gansuj habla con su instructor, vemos retazos del confucionismo o incluso del zen. Detalles pequeños pero que me hicieron darle unas palmaditas al libro por su brillante trabajo de caracterización y documentación.

Me he alargado mucho y quedan dos novelas todavía por comentar, por lo que nos vemos en la segunda parte de Mongoliad (espero que pronto). Pero antes de acabar no quiero dejar de mencionar la belleza la portada de Alejandro Colucci, a quien idolatro por sus grandes ilustraciones.

No dejéis pasar esta gran novela, una historia brillante narrada con agilidad que gustará a todo tipo de lectores, tanto del género fantástico como de no-ficción.


Otras reseñas interesantes: